Con la rodilla a cuestas

Después de todo el verano parada, un domingo fui a corretear un poco a las pistas. Hice unas carreritas muy suaves, estaba empezando lo que yo creía era la temporada; pero a los tres o cuatro días la rodilla derecha se puso como un bombo, no podía ni doblarla. Dos semanas después seguía igual de hinchada. Fui al traumatólogo y me sacó dos jeringuillas de líquido y el veredicto que me dio fue de lo más inesperado: “tienes que operarte del menisco; no está roto pero cada vez que quieras correr o saltar, te pasará esto”. Todavía estoy en shock. El campeonato gallego de pista cubierta es el 8 de enero, solo  participaré en lanzamiento de peso. Ya veré qué decido.

BUAAAAAAAAAA……………………………………

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s